Mostrando entradas con la etiqueta MARTIRES DE LA DIOCESIS DE CHIMBOTE. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta MARTIRES DE LA DIOCESIS DE CHIMBOTE. Mostrar todas las entradas

miércoles, 10 de agosto de 2016

BEATOS MIGUEL TOMASZEK Y ZBIGNIEW STRZALKOWSKI, SACERDOTES MÁRTIRES, 9 DE AGOSTO

Michal Tomaszek y Zbigniew Strzalkowski, Beatos
Sacerdotes y Mártires, 9 de agosto


Por: Catholic.net | Fuente: Catholic.net 



Sacerdotes y Mártires

Martirologio Romano: En distintas localidades de la diócesis de Chimbote, Perú, beatos Michal Tomaszek y Zbigniew Strzalkowski sacerdotes profesos polacos de la Orden de los Hermanos Menores Conventuales, yAlessandro Dordi  sacerdote diocesano italiano, asesinados por odio a la fe. ( 1991)
Fecha de beatificación: 5 de diciembre de 2015, durante el pontificdo de S.S. Francisco
Breve Biografía

Tras completar sus estudios teológicos en el Seminario Mayor de Cracovia, y mostrando un óptimo dominio del español, los padres franciscanos polacos Michael (Miguel) Tomaszek y Zbigniew Strzalkowski partieron en misión hacia los Andes peruanos junto al padre Jaroslaw Wysoczanski [1], dedicándose a la "difícil tarea" de la atención de la pobre parroquia de Pariacoto y de otros pueblos de la zona (Yaután, Cochabamba y Pampa Grande).
El P. Jaroslaw relata: "Fue grande la alegría por nuestra llegada, éramos conscientes que nos habían esperado mucho tiempo, ya que durante muchos años nadie había anunciado la Buena Nueva de Jesús en la región. Nuestro plan pastoral era formar comunidades cristianas y crear una escuela para catequistas.  En nuestras visitas pastorales éramos recibidos con fervor y entusiasmo. Éramos conscientes de las difíciles condiciones de vida en estas comunidades que están a más de 2.000 metros sobre el nivel del mar, con muy malos caminos, casi todos ellos sin pavimentar, la mayoría tan sólo son accesibles a caballo o mula. A veces el viaje podría tomar doce o más horas".


Por desgracia, no era un buen momento para el Perú: las semillas del terrorismo se había sembrado y producido tanto odio.
El contexto: obispo amenazado
El obispo de Chimbote, Luis Bambarén Gastelumendi, estaba amenazado por los terroristas comunistas. Como cuenta un reportaje en LaRepublica.pe "casi semanalmente recibía escritos y en su andar por la ciudad pesquera observaba pintadas rojas en las paredes de las casas. Sabía del inminente riesgo para él y los sacerdotes que predicaban su fe en diferentes puntos de la región. Hasta que una amenaza más llegó, pero esta vez mucho más específica: "Si no renuncia mataremos dos sacerdotes por semana", decía un mensaje escrito a mano que incluía otras tantas frases de odio que caracterizaba a Sendero Luminoso".
"Ante esta nueva arremetida, monseñor Bambarén, presuroso, no dudó en convocar a los padres de todas las parroquias bajo su influencia para informarles y advertirles de las amenazas. "Les doy libertad para que puedan alejarse de sus zonas: pueden retirarse a Lima o a sus países", recuerda haber dicho en una reunión con los sacerdotes. Presentes estaban los padres polacos Michael Tomaszek y Zbigniew Strzalkowski y el italiano Alessandro Dordi. Aquella vez, los dos primeros que trabajaban en el poblado andino de Pariacoto y el último en Santa manifestaron su intención de no mudarse".
El martirio
Llevaban ya tres años viviendo en aquellas zonas pobres y rurales de la diócesis de Chimbote, cuando la tarde del 9 de agosto de 1991 el pueblo se llenó de pintadas de Sendero Luminoso. Los frailes franciscanos sabían que eso significaba un inminente asalto, pero continuaron con su trabajo: el coro, el catecismo, la visita a un niño enfermo... Al anochecer, Fray Zbigniew empezó la exposición del Santísimo Sacramento, que duró hasta que llegó Fray Miguel con su camioneta para decir misa. Concluida la misa, cerraron las puertas del templo.
Poco después llegaron unos encapuchados, que entraron a la fuerza, les ataron las manos y se los llevaron. Dejaron a los novicios porque Strzalkowski les convenció. Probablemente les salvó así su vida. Pocos minutos después eran asesinados cerca del cementerio junto a los alcaldes de Pariacoto y Pueblo Viejo. A la vuelta, los criminales se encontraron con el primer edil de Cochabamba y lo mataron también.
Los terroristas no podían dejar de adoctrinar a sus víctimas antes de matarlas. En el camino desde la iglesia al lugar del fusilamiento los encapuchados expusieron su batería de eslóganes: sus Biblias y rosarios, dijeron, engañaban al pueblo; eran culpables, les dijeron, de "infectar a las personas mediante la distribución de alimentos de la imperialista Caritas" y de adormecer "el ímpetu revolucionario con la predicación de la paz". Tanto hablar de "paz" disuadía a los jóvenes de unirse al grupo terrorista.
Cuenta José Luis Restán que "el propio líder de Sendero, Abimael Guzmán, reconoció posteriormente en una conversación en la cárcel con el entonces obispo de Chimbote, Luis Bambarén, que los misioneros habían sido "ejecutados" porque con su actividad caritativa y su predicación impedían a los jóvenes sumarse a la causa de la revolución".
Michal Tomaszek
Micha? Tomaszek nació el 23 de septiembre de 1960 en ??kawica y fue bautizado un mes más tarde en la Parroquia de San Miguel allí. Él ya era monaguillo cuando recibió su primera comunión en 1969. Su padre murió ese mismo año. A los 15 años, ingresó en el seminario menor de los Franciscanos Conventuales en Legnica. Permaneció allí hasta 1980, cuando comenzó el noviciado en Smardzewice. El 4 de octubre de 1980, la fiesta de San Francisco de Asís, vestía el hábito franciscano, por primera vez y un año después profesó los votos temporales.
Después de tomar los votos temporales, el Hermano Micha? estudió filosofía y teología en el seminario franciscano conventual en Cracovia, donde defendió su tesis sobre la teología moral, dos años después de haber hecho su profesión solemne.
Fue ordenado sacerdote el 23 de mayo de 1987, cuando tenía 27 años de edad. Los dos años posteriores laboró como coadjutor en la iglesia parroquial de Piensk. Lleno de emoción y entusiasmo, Micha? partió como misionero hacia Perú el 25 de julio de 1989, la festividad de Santiago Apóstol.  El hispanizó su nombre a Miguel.
Zbigniew Strzalkowski
Zbigniew nació en Tarnów el 3 de julio de 1958, y fue bautizado en la catedral una semana más tarde. En 1967 recibió su primera comunión. Después de la escuela primaria, Zbigniew fue a la escuela técnica en su ciudad natal y comenzó a trabajar a los 20 años. Un año más tarde ingresó en el noviciado de los frailes Franciscanos Conventuales. De 1980 a 1986 estudió filosofía y teología en Cracovia. El 8 de diciembre de 1984, solemnidad de la Inmaculada Concepción, profesó votos solemnes y el 7 de junio de 1986, a los 28 años, fue ordenado sacerdote en Breslavia.
Durante dos años trabajó como Vice-Rector del Seminario de los Franciscanos Conventuales en Legnica. Luego, el 30 de noviembre de 1988, la fiesta de san Andrés, viajó a Perú para trabajar como misionero.
____________________________
NOTA
[1] En la fecha del martiro el P. Jaroslaw Wysoczanski habia vuelto a Polonia por unos días por el matrimonio de su hermana.
Fuentes: obispadodechimbote.org
religionenlibertad.com
pastoralcentre.pl

lunes, 7 de diciembre de 2015

CONOCER A MÁRTIRES FUE EXPERIENCIA HERMOSA QUE AGRADEZCO A DIOS, ASEGURA HERMANA MARLENE TRELLES - RELIGIOSA


Conocer a mártires fue experiencia hermosa que agradezco a Dios, asegura religiosa
Por David Ramos




CHIMBOTE, 05 Dic.  (ACI).- La Hermana Marlene Trelles, Esclava del Sagrado Corazón de Jesús, fue amiga cercana de dos de los tres mártires beatificados hoy en Chimbote, al norte de Perú. Para ella conocerlos fue una “experiencia hermosa”, por la que da gracias a Dios.

Los sacerdotes mártires Alessandro Dordi, nacido en Italia, y los polacos Miguel Tomaszek y Zbigniew Strzalkowski, fueron asesinados por el grupo terrorista marxista Sendero Luminoso, en 1991. Según el fundador y cabecilla de la organización criminal, el trabajo pastoral de los hoy beatos obstaculizaba la difusión de su ideología entre los pobladores.

El Cardenal Angelo Amato, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, los proclamó beatos hoy.

Esta mañana, la Hermana Marlene fue una de las encargadas de llevar las reliquias de los mártires, que consistieron en huesos de las manos dentro de tres cruces de madera.

La religiosa conoció a los padres Miguel y Zbigniew cuando estos llegaron desde Polonia al poblado de Pariacoto, en la sierra de la región Ancash, el 31 de agosto de 1989.


 
Conocerlos, dijo la Hermana Marlene a ACI Prensa minutos antes de que comenzara la multidinaria ceremonia de beatificación, fue “una experiencia hermosa que ahora puedo darle gracias a Dios”.

“Los dos realmente fueron hombres de Dios, dedicados plenamente a trabajar por los demás. Desde que llegaron, nosotros los recibimos con mucho cariño y a full tiempo”, recordó.

Cuando los hoy beatos llegaron a Pariacoto alegraron mucho a los fieles, pues “por muchos años no teníamos un sacerdote estable, lo deseábamos con ansias”.

Los padres Miguel y Zbigniew “vinieron muy abiertos a meterse a evangelizar y a unirse a nosotros en toda la pastoral”.

El 9 de agosto de 1991, casi dos años después de su llegada a Pariacoto, los dos franciscanos conventuales fueron asesinados por los terroristas marxistas.

Esos días, recordó la Hermana Marlene, “fueron los momentos más duros, que creo que todavía la gente vive con dolor, pero ahora con esperanza”.

“Porque ir a Pariacoto es sentir que todo habla de ellos”, dijo.

Los padres Miguel y Zbigniew “tenían una unción especial los dos”, aseguró la religiosa, y destacó que al ser ambos franciscanos conventuales, vivían “muy dedicados a la oración y al trabajo”.

La beatificación, para el poblado de Pariacoto, significa “empezar a vivir con esperanza y continuar trabajando en la herencia que ha recibido de ellos”.

QUE LOS PRIMEROS MÁRTIRES DE PERÚ DEN FUERZA A LOS CRISTIANOS PERSEGUIDOS, DESEA EL PAPA FRANCISCO

































Que los primeros mártires de Perú den fuerza a los cristianos perseguidos, desea el Papa




(ACI).- El Papa Francisco ha recordado esta mañana desde el Vaticano la beatificación ayer en Chimbote (Perú) de tres sacerdotes mártires asesinados en 1991 por el grupo terrorista marxista Sendero Luminoso.

Después de rezar el Ángelus, Francisco pidió que “la fidelidad de estos mártires en seguir a Jesús nos dé fuerza a todos nosotros, pero especialmente a los cristianos perseguidos en diversas partes del mundo, de testimoniar con coraje el Evangelio”.

Los tres sacerdotes beatificados son Alessandro Dordi, Miguel Tomaszek y Zbigniew Strzalkowski.



La ceremonia estuvo presidida por el Cardenal Angelo Amato, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos. En su homilía, destacó la relación entre el martirio y la próxima celebración de la Navidad.

“Con su encarnación, Jesús ha traído a la tierra el idioma del cielo, la lengua del cielo, que es la caridad”, indicó.

Jesús, en su vida terrena, “ha hablado la lengua de Dios. El Evangelio es el idioma de la caridad”.

“Con la caridad, Jesús ha trasladado el cielo a la tierra y por eso la caridad es esencial para los cristianos”, subrayó, y señaló la importancia para los fieles de “testimoniar la caridad”.

sábado, 5 de diciembre de 2015

POLONIA VE COMO HÉROES A MÁRTIRES ASESINADOS POR SENDERO LUMINOSO EN PERÚ


Polonia ve como héroes a mártires asesinados por Sendero Luminoso en Perú
Por David Ramos



CHIMBOTE, 04 Dic. 15  (ACI).- Los mártires asesinados por el grupo terrorista marxista Sendero Luminoso en 1991, y que serán beatificados el 5 de diciembre en Chimbote (Perú), “son para nosotros héroes”, aseguró un periodista polaco enviado especialmente para la ceremonia. Un sacerdote que ejerce su ministerio en la misma zona en la que murieron dos de los mártires añadió que si bien nacieron en Polonia, “Dios les mandó al Perú”.

Jacek Tacik es un periodista de Telewizja Polska (TVP), la corporación televisora más grande del país –de fondos públicos–. Desde hace unos días se encuentra en Chimbote para cubrir la beatificación de los mártires.

En 1991, Sendero Luminoso, que buscó durante más desde 1980 y por más de una década hacerse con el poder en Perú, acabó con la vida de tres sacerdotes pues, de acuerdo al fundador del grupo terrorista, su evangelización era un obstáculo para el adoctrinamiento en los poblados peruanos.

Miguel Tomaszek y Zbigniew Strzalkowski, Franciscanos Conventuales, tenían 31 y 33 años respectivamente cuando fueron asesinados el 9 de agosto en Pariacoto, poblado de la sierra de la región Ancash, a la que también pertenece Chimbote.

Sendero Luminoso mató al presbítero italiano Alessandro Dordi en una emboscada en la localidad de Vinzos, a poca distancia de Chimbote, el 25 de agosto.

“Vinimos aquí para cubrir la beatificación de sacerdotes polacos, de padres polacos que fueron como sabes asesinados en 1991 por terroristas”, explicó Jacek a ACI Prensa el 4 de diciembre.

MAS DE 25 MIL PERSONAS PARTICIPARÁN EN BEATIFICACIÓN DE PRIMEROS MÁRTIRES DE PERÚ, 5 DE DICIEMBRE


Más de 25 mil participarán en beatificación de primeros mártires de Perú




 (ACI/EWTN Noticias).- Más de 25 mil personas participarán en la beatificación de los padres Zbigniew Strzalkowski, Michele Tomaszek y Alessandro Dordi, los primeros mártires de la historia de Perú, que se celebrará el 5 de diciembre en el estadio “Centenario” de Chimbote, departamento de Ancash, al norte del país.

La ceremonia, que comenzará a las 10:00 a.m. (hora local), será presidida por el Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, el Cardenal Angelo Amato, y contará con la participación de 60 obispos y 300 sacerdotes entre peruanos y extranjeros.

Los polacos Tomaszek y Strzalkowski, de la Orden de los Hermanos Menores Conventuales, y el italiano Dordi fueron asesinados por odio a la fe en 1991 en distintas zonas de Ancash, a manos del grupo terrorista marxista maoísta Sendero Luminoso, que buscaba imponer por las armas un régimen comunista.


 
El Papa Francisco aprobó el decreto que los reconoce como mártires el 3 de febrero de este año. Poco después, el Obispado de Chimbote anunció que la ceremonia de beatificación se realizaría el 5 de diciembre.

En declaraciones a ACI Prensa en mayo de este año, Mons. Luis Bambarén, Obispo Emérito de Chimbote e iniciador del proceso de beatificación de los tres presbíteros, aseguró que Abimael Guzmán, fundador de Sendero Luminoso, admitió que él mismo ordenó la ejecución de los mártires.

Guzmán le dijo a Mons. Bambarén que para los terroristas “con la Misa, la Biblia, el Catecismo, la Eucaristía, los sacramentos, la evangelización”, los sacerdotes impedían “que el mensaje de la lucha armada sea aceptado por los jóvenes y el pueblo, porque la religión es ‘el opio del pueblo’”.

PADRES MIGUEL, ZBIGNIEW Y SANDRO, MÁRTIRES EN ANCASH - PERÚ - 5 DE DICIEMBRE


Padres Miguel, Zbigniew y Sandro: ¿mártires?
Fueron fieles a Dios; por eso, nadie les quitó la vida, ellos lo dieron libremente como su amado Maestro y Señor Jesús


Por: www.beatificacionchimbote.org | Fuente: www.beatificacionchimbote.org 




Según la enciclopedia católica, la palabra griega martus significa un testigo que testimonia un hecho del que tiene conocimiento; los Apóstoles fueron “testigos” de todo lo que habían observado en la vida pública de Cristo, así como de todo lo que habían aprendido con su enseñanza, “en Jerusalén, en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra” ( Hch. 1,8).

Los Padres Miguel, Zbigniew y Sandro, beatificados el 5 de diciembre de 2015, fueron y son testigos de Cristo, han dado testimonio de Jesús, razón y ser de sus vidas.

Ya Orígenes nos decía: "Todo el que da testimonio de la verdad, bien sea con palabras o bien con hechos o trabajando de alguna manera en favor de ella, puede llamarse con todo derecho: testigo". Ellos, mártires de la Diócesis de Chimbote, son testigos de la verdad, del evangelio, testigos de la vida, del amor y el amor es Dios. Por lo tanto, son testigos de Dios.

Ellos son mártires porque se han desgastado y han dado todo por Dios y por el amor a su rebaño. Los tres tuvieron la ocasión de escaparse, de irse ante la ola de violencia que vivía el Perú.

Monseñor Luis Armando Bambarén Gastelumendi y otras personas les dijeron que sus vidas estaban en peligro, que es mejor irse. Pero ellos respondieron con su vida y su testimonio, con su fidelidad y perseverancia, incluso con su muerte, hasta derramar su sangre con amor a Jesús, que los llamó para estar con él.



¿Qué significa ser mártir?

El mártir es el que dona su vida por la verdad y la verdad es Cristo. Mártir significa ser Testigo, dar testimonio de Aquel que lo ha llamado, Jesús. "Son ya mártires los que Cristo ha juzgado dignos de ser elevados por su confesión, habiendo sellado su testimonio con su partida" (Eusebio V, II). Padre Miguel, Zbigniew y Sandro son verdaderos testigos, testigos de Jesús, el buen Pastor. Testigos de la esperanza, de la fe y de la caridad.

El Concilio Vaticano II nos dice:

"Jesús, el Hijo de Dios, manifestó su amor entregando su vida por nosotros, nadie tiene mayor amor que el que entrega su vida por él y por sus hermanos. Pues bien, algunos cristianos, ya desde los primeros tiempos, fueron llamados, y seguirán siéndolo siempre, a dar este supremo testimonio de amor ante todos, especialmente ante los perseguidores. Por tanto, el martirio, en el que el discípulo se asemeja al maestro, que aceptó libremente la muerte por la salvación del mundo, y se conforma a Él en la efusión de su sangre, es estimado por la iglesia como un don eximio y la suprema prueba de amor. Y aunque concedido a pocos, todos deben estar prestos a confesar a Cristo delante de los hombres y a seguirle por el camino de la cruz, en medio de las persecuciones que nunca faltan a la Iglesia " (LG 42, 51; GS 20).

El martirio es un don, una gracia, es un regalo de Dios, es confirmar la fe, la autenticidad de su vida coherente, transparente por la Santísima Trinidad. Ellos fueron fieles a Dios; por eso, nadie les quitó la vida, ellos lo dieron libremente como su amado Maestro y Señor Jesús. Murieron por que creyeron firmemente en Jesús, en su promesa de salvación.

Su amor a Jesús lo demostraban a través de sus gestos, de su entrega, de su vida, de su testimonio, de su ayuda para con los otros Cristos (prójimo). Fueron hombres de oración, humildes como su maestro Jesús.

“Hoy la Iglesia es la Iglesia de los mártires: ellos sufren, ellos dan la vida y nosotros recibimos la bendición de Dios por su testimonio” (Papa Francisco). Cómo no dar fe, de la entrega generosa, de la vida de nuestros mártires. Esteban fue el primer mártir, que entregó su vida por Jesús y nuestros mártires de la Diócesis de Chimbote también son mártires porque lo dejaron todo (casa, tierra, idioma, amigos) por Jesús. Como no estar agradecido a Dios por habernos dado el honor de conocerlos y amarlos. Todos estamos llamados a ser mártires como son los primeros mártires del Perú.

Mártir, por lo tanto, no es sólo el que derrama su sangre sino que lo es también aquel que día a día da su vida por sus hermanos en el servicio del Evangelio Somos testigos de su compromiso, de su entrega generosa, de donación por Jesús y por el pueblo encomendado.

Nadie les quitó la vida, ellos lo dieron libremente como su amado Maestro y Señor Jesús. Fueron hombres de fe, de oración, humildes como el Hijo del Hombre. No solo proclamaron la Palabra de Dios, sino que su vida es y será la Palabra viviente de Dios.




jueves, 3 de diciembre de 2015

MÁS DE 25 MIL PARTICIPARÁN EN BEATIFICACIÓN DE PRIMEROS MÁRTIRES DE PERÚ


Más de 25 mil participarán en beatificación de primeros mártires de Perú





(ACI/EWTN Noticias).- Más de 25 mil personas participarán en la beatificación de los padres Zbigniew Strzalkowski, Michele Tomaszek y Alessandro Dordi, los primeros mártires de la historia de Perú, que se celebrará el 5 de diciembre en el estadio “Centenario” de Chimbote, departamento de Ancash, al norte del país.

La ceremonia, que comenzará a las 10:00 a.m. (hora local), será presidida por el Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, el Cardenal Angelo Amato, y contará con la participación de 60 obispos y 300 sacerdotes entre peruanos y extranjeros.

Los polacos Tomaszek y Strzalkowski, de la Orden de los Hermanos Menores Conventuales, y el italiano Dordi fueron asesinados por odio a la fe en 1991 en distintas zonas de Ancash, a manos del grupo terrorista marxista maoísta Sendero Luminoso, que buscaba imponer por las armas un régimen comunista.



El Papa Francisco aprobó el decreto que los reconoce como mártires el 3 de febrero de este año. Poco después, el Obispado de Chimbote anunció que la ceremonia de beatificación se realizaría el 5 de diciembre.

En declaraciones a ACI Prensa en mayo de este año, Mons. Luis Bambarén, Obispo Emérito de Chimbote e iniciador del proceso de beatificación de los tres presbíteros, aseguró que Abimael Guzmán, fundador de Sendero Luminoso, admitió que él mismo ordenó la ejecución de los mártires.

Guzmán le dijo a Mons. Bambarén que para los terroristas “con la Misa, la Biblia, el Catecismo, la Eucaristía, los sacramentos, la evangelización”, los sacerdotes impedían “que el mensaje de la lucha armada sea aceptado por los jóvenes y el pueblo, porque la religión es ‘el opio del pueblo’”.



miércoles, 14 de octubre de 2015

EN PARIACOTO, ANCASH: EXHUMAN RESTOS DE LOS MISIONEROS SACERDOTES MÁRTIRES DEL PERÚ



Áncash: exhuman restos de los primeros sacerdotes mártires del Perú
Creado el Martes, 13 de Octubre de 2015 

Reconocimiento de cuerpos para determinar su estado de conservación y obtener muestras para las reliquias se realizó en estricto privado




En un ambiente de oración y profundo respeto, se realizó hoy en Pariacoto (Áncash) la exhumación de los restos mortales de los sacerdotes franciscanos conventuales Miguel Tomasek y Sbigniew Strzalkoswki, asesinados por Sendero Luminoso en 1991 por odio a la fe.

La ceremonia se inició a las 9 de la mañana y estuvo presidida por el obispo de Chimbote, monseñor Ángel Francisco Simón Piorno, acompañado de  los miembros de la comisión de exhumación.

La ceremonia constó de dos partes: la primera, una celebración de la Palabra con asistencia pública de fieles, y la segunda, la exhumación que se realizó de forma privada, con la participación del delegado episcopal, el promotor de justicia y notario, así como de los peritos forenses, sacerdotes y agentes con permiso del obispo.

Antes de la segunda parte, los participantes hicieron el juramento de fidelidad que les obliga a mantener la reserva del caso. Luego el obispo autorizó abrir los ataúdes para el reconocimiento de los restos, la verificación de la conservación y el recojo de algunas partes para las reliquias que serán veneradas.

Desde muy temprano decenas de fieles se congregaron en las inmediaciones del templo para vivir de cerca este acontecimiento especial en la historia de la Iglesia en el Perú. Muchos de ellos permanecieron orando en el frontis del templo, ya que para la exhumación se cerraron las puertas.

“Dado que el protocolo de exhumación exige la reserva del caso, estaremos alcanzando la publicación oportunamente”, informó la Comisión de Comunicaciones para la Beatificación de los Mártires de Chimbote.

El proceso de exhumación durará dos días, al término del cual se firmará un acta y los restos serán depositados en un ataúd diseñado de manera similar que el de San Juan Pablo II.

El ataúd será colocado en la capilla santuario que se viene edificando a un lado del templo de Pariacoto, donde los fieles podrán venerar los restos de los mártires y será lugar de peregrinaje luego de su beatificación.

Como se sabe, los frailes franciscanos Miguel Tomaszek y Zbigniew Strzalkowski, de nacionalidad polaca, y el padre Sandro Dordi Negroni, sacerdote italiano y párroco de Santa, serán beatificados el 5 de diciembre próximo. Los tres fueron asesinados en 1991 por terroristas de Sendero Luminoso.

La ceremonia de beatificación se realizará en el Estadio Centenario de Chimbote y se espera la presencia de unos 50 mil peregrinos, además de todos los obispos del Perú y parte del episcopado de Italia y de Polonia. (RSD Noticias).

martes, 25 de agosto de 2015

ALESSANDRO DORDI, SACERDOTE Y MÁRTIR, 25 DE AGOSTO


Alessandro Dordi, Beato
Sacerdote y Mártir, 25 de agosto


Por: . | Fuente: Catholic.net 



Sacerdote y Mártir

Martirologio Romano: En distintas localidades de la diócesis de Chimbote, Perú, beatos Michal Tomaszek y Zbigniew Strzalkowskisacerdotes profesos polacos de la Orden de los Hermanos Menores Conventuales, y Alessandro Dordi  sacerdote diocesano italiano, asesinados por odio a la fe. ( 1991)
Decreto martirio: en la mañana del 3 de febrero de 2015, S.S. Francisco recibió en audiencia al cardenal Angelo Amato S.D.B, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos y autorizó a ese dicasterio a promulgar el decreto de martirio de estos Siervos. Al momento no se conoce la fecha en que se realizará la ceremonia de beatificación.
Breve Biografía

Alessandro Dordi fue el segundo de trece hermanos. Nació en Gromo San Marino-Bergamo (Italia) un 23 de enero de 1931, llegó a estudiar en el Seminario Diocesano de Cluson, donde fue ordenado Sacerdote cuando solo tenía 23 años, era miembro de Comunidad Misionera Paradiso de Bergamo cuando aceptó la invitación de Monseñor Luis Bambarén, entonces Obispo de Chimbote, para asumir la extensa parroquia Señor Crucificado de Santa.
Era un hombre bueno, austero y sencillo, hombre de oración. Sacerdote infatigable, valiente, caminante y misionero. Su carisma por el anuncio del Evangelio se evidenció desde siempre. Al ordenarse sacerdote, cuando tenía 23 años fue a trabajar a una Diócesis entre los campesinos y los que sufrieron de inundaciones en los años 50s. 11 años después pasó a un poblado de Suiza y acompañó por 14 años como capellán de los emigrantes italianos. Allí visitaba a las familias, enseñaba religión y dirigió un del Centro Profesional. Quería ir a África, a Burundi como misionero, pero luego de visitar algunos países de América Latina eligió el Perú y llegó a Santa en 1980.
1980 es precisamente el año que Sendero Luminoso emopezó sus actos violentos y en una durísima crisis económica. Tenía 49 años y se volcó en el servicio a los fieles de la región del Santa, en Ancash. Organizó cursos de apoyo a la mujer, programas de alfabetización, levantó capillas y casas parroquiales…
Intentó sentirse uno más entre los santeños, compartía sus costumbres, fiestas y la tensión de vivir en un país golpeado por la violencia política, atentados terroristas, secuestros, protestas…
La Catequesis Familiar fue su prioridad. Promovió muchos cursos y animaba la preparación para los sacramentos en las comunidades del valle, que visitaba constantemente sin importarle las distancias. Sabía trabajar en conjunto, con otros agentes pastorales y comunidades religiosas.
Consiguió donaciones para realizar diversas construcciones pastorales y de servicio social: Centro Promocional de la Mujer en 1983 con el apoyo de Caritas Española y más tarde organizó el Club de Madres para realizar actividades y talleres de manualidades, cursillos de alfabetización, corte y confección, bordado, enfermería, primeros auxilios, higiene y salud. Preocupado por atender a los enfermos construyó y puso en marcha el Botiquín Parroquial que funcionaba gracias a donaciones.
También fundó el Centro de Educación Ocupacional “Virgen del Carmen”, capillas, casas parroquiales y centros comunales en diversos poblados de Santa.
Por desgracia, no era un buen momento para el Perú: las semillas del terrorismo se había sembrado y producido tanto odio.
El contexto: obispo amenazado
El obispo de Chimbote, Luis Bambarén Gastelumendi, estaba amenazado por los terroristas comunistas. Como cuenta un reportaje en LaRepublica.pe "casi semanalmente recibía escritos y en su andar por la ciudad pesquera observaba pintadas rojas en las paredes de las casas. Sabía del inminente riesgo para él y los sacerdotes que predicaban su fe en diferentes puntos de la región. Hasta que una amenaza más llegó, pero esta vez mucho más específica: "Si no renuncia mataremos dos sacerdotes por semana", decía un mensaje escrito a mano que incluía otras tantas frases de odio que caracterizaba a Sendero Luminoso".
"Ante esta nueva arremetida, monseñor Bambarén, presuroso, no dudó en convocar a los padres de todas las parroquias bajo su influencia para informarles y advertirles de las amenazas. "Les doy libertad para que puedan alejarse de sus zonas: pueden retirarse a Lima o a sus países", recuerda haber dicho en una reunión con los sacerdotes. Presentes estaban los padres polacos Michael Tomaszek y Zbigniew Strzalkowski y el italiano Alessandro Dordi. Aquella vez, los dos primeros que trabajaban en el poblado andino de Pariacoto y el último en Santa manifestaron su intención de no mudarse".
El martirio
Cuando se enteró del asesinato de los misioneros polacos escribió a un amigo: “En estos días estamos particularmente angustiados y preocupados. Seguramente han sabido como el 9 de agosto Sendero Luminoso ha matado a dos sacerdotes de la Diócesis de Chimbote. Son dos franciscanos polacos que trabajaban en un valle como el mío: tenían 32 y 34 años”.
“Puedes imaginar la situación de ansiedad en que vivimos, hay amenazas de próximos asesinatos. Sendero Luminoso, que con el terror quiere llegar al poder, ha puesto su mira en la Iglesia…La situación del Perú es angustiosa. Cada día nos preguntamos: ¿a quién le tocará hoy?”.
Dordi parecía prever que él sería el siguiente. “Adiós, ahora regreso ahí y me matarán”, escribió.
El 25 de agosto de 1991, acompañado de dos seminaristas en una camioneta, se dirigía de Vinzos a Santa para celebrar misa. Unos encapuchados de Sendero Luminoso rodearon el vehículo y obligaron a los dos jóvenes a salir. "Nos dijeron que bajáramos y nos llevaron lejos. Mientras caminábamos oímos los disparos de armas de fuego", relataron los seminaristas. El P. Dordi había sido asesinado con tres disparos.    
Fuentes: obispadodechimbote.org
religionenlibertad.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...