Mostrando entradas con la etiqueta PAPA FRANCISCO. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta PAPA FRANCISCO. Mostrar todas las entradas

sábado, 16 de junio de 2018

PAPA FRANCISCO ANIMA A FAVORECER LA NATALIDAD Y MOSTRAR QUE ES LA MEJOR INVERSIÓN PARA UN PAÍS


El Papa anima a favorecer la natalidad y mostrar que es la mejor inversión para un país
Redacción ACI Prensa
 Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa





La jornada del Papa Francisco este sábado se completó con un encuentro junto a la delegación del Forum de las Asociaciones Familiares con motivo de su 25º aniversario, y a ellos les pidió favorecer la natalidad y aseguró que tener hijos es la inversión más grande que puede hacer un país.

“No os canséis de ayudar al crecimiento de la natalidad en Italia, sensibilizando a las instituciones y la opinión pública sobre la importancia de dar la vida a políticas y estructuras más abiertas al don de los hijos”.

“El nacimiento de hijos constituye la más grande inversión para un país y es la primera condición de su prosperidad futura”.


Francisco dijo después: “la familia, que vosotros de varias maneras promovéis, está en el centro del proyecto de Dios, como muestra la historia de la salvación”.

“Por un misterioso diseño divino, la complementariedad y el amor entre un hombre y una mujer lo hacen cooperadores del Creador, el cual les confía la tarea de generar a la vida nuevas criaturas, tomando en el corazón el crecimiento y la educación”.

El Papa dijo que “el amor de Jesús por los niños, su relación filial con el Padre celeste, su defensa del vínculo conyugal que declara sagrado e indisoluble, revelan en plenitud el puesto de la familia en el proyecto de Dios: siendo cuna de la vida y el primer lugar de acogida y de amor, tiene un rol esencial en la vocación del hombre, es como una ventana que se abre sobre el misterio mismo de Dios, que es Amor en la unidad y trinidad de las personas”.

Francisco criticó que el mundo se guía a menudo bajo “las lógicas individualistas y egoístas” y “no es raro que pierda el sentido de la belleza y de los lazos estables, del compromiso hacia las personas, del cuidado sin condiciones, de la asunción de responsabilidad a favor del otro, de la gratuidad y del don de sí”.

“Por este motivo es difícil comprender el valor de la familia, y se termina con concebirla según las mismas lógicas que privilegian al individuo en lugar de las relaciones y el bien común”.


En su opinión, sostener y ayudar a las familias debería ser “el primer interés por parte de las instituciones civiles, llamadas a favorecer y hacer crecer familias sólidas y serenas que se ocupen de la educación de los hijos y se hagan cargo de las situaciones de debilidad”.

“Ahora –continuó– el objetivo de una ayuda más fuerte a las familias y de una adecuada valorización será alcanzado a través de una incansable obra de sensibilización y de diálogo”.

Invitó también a “primerear”, a “ir con valentía al encuentro de los demás, a no cerrarse en la comodidad, sino a buscar puntos de convergencia con las personas, de construir puentes yendo a encontrar el bien allá donde se encuentre”.

viernes, 15 de junio de 2018

PAPA FRANCISCO ALZA LA VOZ CONTRA LA PROSTITUCIÓN Y LA EXPLOTACIÓN DE LAS MUJERES


El Papa alza la voz contra la prostitución y la explotación de las mujeres
Redacción ACI Prensa
 Foto: Vatican Media




En la Misa celebrada en la Casa Santa Marta este viernes 15 de junio, el Papa Francisco alzó la voz contra la prostitución y la explotación de las mujeres, contra la filosofía del descarte que las considera personas de segunda clase y las pisotea por ser mujeres.

En su homilía, el Santo Padre reflexionó sobre las palabras de Cristo en el Evangelio del día: “Todo el que mira a una mujer deseándola, ya cometió adulterio con ella en su corazón”, y “todo el que repudia a su mujer la hace ser adúltera”.

Con estas palabras, explicó el Papa, “Jesús cambió la historia, porque hasta aquel momento, la mujer era de segunda clase, era como una esclava y no tenía plena libertad”.

“La doctrina de Jesús sobre la mujer cambia la historia”, aseguró. “Una cosa es la visión de la mujer antes de Jesús, y otra después de Jesús. Jesús dignifica a la mujer y la sitúa al mismo nivel que el hombre, porque toma aquella primera palabra del Creador cuando dice que los dos son ‘imagen y semejanza de Dios’, los dos; no primero el hombre y luego, un poco más abajo, la mujer. No: los dos. Y el hombre sin la mujer a su lado –ya sea como madre, como hermana, como esposa, como compañera de trabajo, como amiga–, ese hombre no está hecho a imagen y semejanza de Dios”.

El Pontífice denunció la generalización de la mujer como objeto que se ha instalado en la sociedad y en la cultura actual: “En los programas televisivos, en las revistas, en los diarios se muestra a la mujer como objeto de deseo, de uso, como en un supermercado”. “Se presenta a la mujer como objeto de esa filosofía de usar y tirar, como material de descarte”.

En este sentido, advirtió que esa filosofía “es un pecado contra Dios Creador, porque al rechazar a la mujer, no podemos ser imagen y semejanza de Dios. Se está produciendo un ataque contra la mujer, un terrible ataque. ¿Cuántas veces las mujeres, para tener un puesto de trabajo, deben venderse como objetos de usar y tirar? ¿Cuántas veces? Aquí, en Roma. No hace falta irse muy lejos”.

El Papa se preguntó qué veríamos si hiciéramos una “peregrinación nocturna” por determinados lugares de la ciudad donde “tantas mujeres, tantas migrantes y no migrantes son explotadas como si fuera un mercado”. Y la gente “se limpia la conciencia llamándolas ‘prostitutas’. Frente a nuestra libertad, ellas son esclavas de este pensamiento del descarte”.

“Todo eso sucede aquí, en Roma, sucede en cada ciudad”, lamentó. “Mujeres anónimas, mujeres sin mirada porque la vergüenza cubre la mirada, mujeres que no saben reír y muchas de ellas no conocen la alegría de ser madres”.

“También en la vida cotidiana, sin necesidad de ir a esos lugares, encontramos este pensamiento maligno de rechazar a la mujer, de considerarla de segunda clase. Debemos reflexionar mejor. Y haciendo esto, o diciendo aquello, entrando en ese pensamiento, despreciamos la imagen de Dios que ha hecho al hombre y a la mujer juntos a su imagen y semejanza”.

Por último, el Papa pidió una oración “por las mujeres descartadas, por las mujeres usadas, por las jóvenes que tienen que vender su propia dignidad para tener un puesto de trabajo”.

Evangelio comentado por el Papa Francisco:

Mateo 5:27-32

27 «Habéis oído que se dijo: No cometerás adulterio.


28 Pues yo os digo: Todo el que mira a una mujer deseándola, ya cometió adulterio con ella en su corazón.

29 Si, pues, tu ojo derecho te es ocasión de pecado, sácatelo y arrójalo de ti; más te conviene que se pierda uno de tus miembros, que no que todo tu cuerpo sea arrojado a la gehenna.

30 Y si tu mano derecha te es ocasión de pecado, córtatela y arrójala de ti; más te conviene que se pierda uno de tus miembros, que no que todo tu cuerpo vaya a la gehenna.

31 «También se dijo: El que repudie a su mujer, que le dé acta de divorcio.

32 Pues yo os digo: Todo el que repudia a su mujer, excepto el caso de fornicación, la hace ser adúltera; y el que se case con una repudiada, comete adulterio.

miércoles, 13 de junio de 2018

PAPA FRANCISCO A JÓVENES: NO DESTRUYÁIS VUESTRA VIDA YENDO A LO EFÍMERO, ELEGID A DIOS


Papa Francisco a jóvenes: No destruyáis vuestra vida yendo a lo efímero, ¡elegid a Dios!
Redacción ACI Prensa
 Foto: Marina Testino / ACI Prensa



Los "Mandamientos" será el tema que centrará las próximas catequesis del Papa Francisco en un nuevo ciclo que comenzó este miércoles en la Audiencia General en la Plaza de San Pedro, y donde el Pontífice pidió a los jóvenes no ir tras cosas efímeras que no dan la felicidad.

Para introducir el nuevo tema, Francisco tomó el pasaje en el que un hombre le pregunta a Jesús cómo poder heredar la vida. “En esa pregunta se encuentra el desafío de toda existencia: el deseo de una vida plena, infinita”.

“¿Cuántos jóvenes buscar ‘vivir’ y se destruyen yendo hacia atrás, a cosas efímeras?”, se preguntó.

“Algunos piensan que sea mejor apagar este impulso, porque es peligroso. Quisiera decir, especialmente a los jóvenes: nuestro peor enemigo no son los problemas concretos, por muy serios y dramáticos que sean: el peligro más grande es un mal espíritu de adaptación que no es de mansedumbre o humildad, sino mediocridad y pusilanimidad”.

El Papa afirmó entonces que hay que pedir a Dios para los jóvenes de hoy "el don de la sana inquietud, la capacidad de no contentarse con una vida sin belleza, sin color. Si los jóvenes no están hambrientos de vida auténtica, ¿dónde irá la humanidad?”.

“¿Cómo se pasa de la juventud a la madurez?”, cuestionó. “Cuando se comienzan a aceptar los propios límites”, respondió.

“Uno se convierte en adulto cuando se relativiza y se toma conciencia de ‘lo que falta’”.

“¡Qué hermoso es ser hombres y mujeres! ¡Qué preciosa es nuestra existencia! Y hay una verdad que en la historia de los últimos siglos: el hombre ha rechazado a menudo, con trágicas consecuencias, la verdad de sus límites”.

Refiriéndose al hombre que le preguntó a Jesús en ese pasaje del Evangelio, el Papa señaló que debía dejar de “vivir de sí mismo, de sus propias obras, de sus propios bienes y dejar todo para seguir al Señor”.

“¿Quién, pudiendo elegir entre un original y una copia, elegiría la copia? He aquí el desafío: encontrar el original, no la copia. Jesús no ofrece sustitutos, sino vida verdadera, amor verdadero, ¡riqueza verdadera!”.

“¿Cómo podrán seguirnos en la fe los jóvenes si no nos ven elegir el original?, ¿si ven que somos aficionados a las medias verdades?”, dijo el Papa.

“Debemos partir de la realidad para dar el salto en ‘aquel que falta’. Debemos escrutar lo ordinario para abrirnos a lo extraordinario”.

Concluyó diciendo que en el nuevo ciclo de catequesis “descubriremos en cada una de las leyes, antiguas y sabias, la puerta abierta del Padre que está en los cielos porque el Señor Jesús, que la ha atravesado, nos conduzca a la vida eterna”.

martes, 12 de junio de 2018

PAPA FRANCISCO PIDE A LOS CRISTIANOS QUE SEAN TESTIGOS DEL EVANGELIO SIN ESPERAR RECOMPENSAS


El Papa pide a los cristianos que sean testigos del Evangelio sin esperar recompensas
Redacción ACI Prensa
 Foto: Vatican Media



Durante la Misa celebrada este martes 12 de junio en la Casa Santa Marta, el Papa Francisco destacó la importancia del “simple testimonio habitual, el que se ofrece cada día” sin esperar el reconocimiento de ningún mérito.

El Santo Padre explicó que el testimonio más grande que puede dar un cristiano es entregar la vida como la entregó Jesús, es decir, el martirio. Sin embargo, hay otro tipo de testimonio que es el testimonio de cada día, “el que comienza por la mañana al levantarse y finaliza por la noche, cuando se va a dormir”.

Ese testimonio consiste en “ser sal y luz para los demás, sin atribuirse méritos”. “Puede parecer poca cosa”, indicó Francisco, “pero el Señor, con poca cosa, puede hacer milagros, puede hacer maravillas”. Por lo tanto, el cristiano debe tener una actitud de humildad. En eso consiste ser sal y luz.

“Sal para los demás, luz para los demás, porque la sal no se da sabor a sí misma, está siempre al servicio de los demás. La luz no se ilumina a sí misma, está siempre al servicio de los demás. Sal para los demás. Un poco de sal, cambia los alimentos. En el supermercado, la sal no se vende en toneladas, sino en pequeñas bolsas. Con eso es suficiente. Y luego, la sal no se vale por sí misma. Siempre para ayudar a los demás: ayuda a conservar las cosas, a dar sabor a las cosas. Simple testimonio”.

Por lo tanto, continuó el Pontífice, ser cristiano en el día de hoy significa ser cristiano “para la gente, para ayudar en las horas de oscuridad”.

“El Señor nos dice así: ‘Tú eres sal, tú eres luz’”, pero el cristiano debe ser sal y luz en el anonimato, sin esperar que se le acredite ningún mérito. “Nosotros cuando comemos no decimos: ‘¡Ah!, ¡qué sal más buena!’. No, decimos: ‘¡Qué pasta más buena! ¡Qué carne más buena…!’. De noche, cuando caminamos por casa, no decimos: ‘Qué buena esta luz’. No, de hecho, ignoramos la luz, pero vivimos con esa luz que ilumina. Esta es la dimensión que hace que nosotros, cristianos, seamos anónimos en la vida”.

El Papa subrayó: “No somos protagonistas de nuestros méritos”, y señaló que hay que alejarse de actitudes como la del fariseo que daba gracias al Señor pensando que era santo.

“Una bella oración para todos nosotros, que podemos hacer al finalizar la jornada, es preguntarse: ‘¿Hoy he sido sal? ¿Hoy he sido luz?’. Esta es la santidad de cada día. Que el Señor nos ayude a comprenderlo”, finalizó el Pontífice.

Lectura comentada por el Papa Francisco:

Mateo 5:13-16


13 «Vosotros sois la sal de la tierra. Mas si la sal se desvirtúa, ¿con qué se la salará? Ya no sirve para nada más que para ser tirada afuera y pisoteada por los hombres.

14 «Vosotros sois la luz del mundo. No puede ocultarse una ciudad situada en la cima de un monte.

15 Ni tampoco se enciende una lámpara y la ponen debajo del celemín, sino sobre el candelero, para que alumbre a todos los que están en la casa.

16 Brille así vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.

lunes, 11 de junio de 2018

ESTOS SON LOS TRES PILARES FUNDAMENTALES DE LA EVANGELIZACIÓN, SEGÚN EL PAPA FRANCISCO


Estos son los tres pilares fundamentales de la evangelización, según el Papa Francisco
Redacción ACI Prensa
Foto: Vatican Media




“Id proclamando que el Reino de los Cielos está cerca”: a partir de esta frase del Evangelio de Mateo, el Papa Francisco subrayó, durante la Misa celebrada en la Casa Santa Marta este lunes 11 de junio, los tres pilares fundamentales de la evangelización: el anuncio, el servicio y la gratuidad.

Anuncio

En su homilía, Francisco subrayó que el protagonista de la evangelización, el que hace posible la transmisión de la Palabra, es el Espíritu Santo: “Hemos visto planes pastorales muy bien hechos, perfectos. Pero no eran instrumentos de evangelización porque eran incapaces de cambiar los corazones”.

En este sentido, recordó que sólo la obra del Espíritu Santo “es capaz de cambiar los corazones”. El Papa insistió: “El mandato de Jesús no tiene un carácter ‘empresarial’. Lo que manda hacer se sustenta en el Espíritu Santo. Ese es la verdadera fuerza de la evangelización. No es una cabezonería humana, es el Espíritu el que nos da la fuerza que nos lleva hacia adelante”.


Servicio

Sobre el servicio, el Santo Padre hizo hincapié en que “podemos anunciar cosas buenas, pero sin servicio no hay anuncio. Puede parecer que sí, pero no, porque el Espíritu no solo te empuja a proclamar la verdad del Señor y la vida del Señor, sino que te lleva también ante los hermanos, ante las hermanas, para servirles”.

“El servicio –continuó Francisco– se debe ver incluso en las cosas pequeñas. Qué feo resulta encontrar evangelizadores que se hacen servir y que viven para hacerse servir. Es feo”.

Gratuidad

“Gratis lo recibisteis; dadlo gratis”. Con esas palabras de Jesús, el Papa señaló que nadie puede redimirse gracias a sus propios méritos. “Todos nosotros nos hemos salvado por Jesucristo de forma gratuita, y por lo tanto debemos dar gratuitamente lo que hemos recibido”.

“Los trabajadores pastorales de la evangelización deben aprender esto: su vida debe ser gratuita, el servicio, el anuncio, llevando el Espíritu. La propia pobreza empuja a abrirse al Espíritu”, concluyó.

Evangelio comentado por el Papa Francisco:

Mateo 10:7-13
7 Id proclamando que el Reino de los Cielos está cerca.
8 Curad enfermos, resucitad muertos, purificad leprosos, expulsad demonios. Gratis lo recibisteis; dadlo gratis.
9 No os procuréis oro, ni plata, ni calderilla en vuestras fajas;
10 ni alforja para el camino, ni dos túnicas, ni sandalias, ni bastón; porque el obrero merece su sustento.
11 «En la ciudad o pueblo en que entréis, informaos de quién hay en él digno, y quedaos allí hasta que salgáis.
12 Al entrar en la casa, saludadla.
13 Si la casa es digna, llegue a ella vuestra paz; mas si no es digna, vuestra paz se vuelva a vosotros.

PROGRAMA OFICIAL DEL VIAJE DEL PAPA FRANCISCO A IRLANDA 2018


Este es el programa oficial del viaje del Papa Francisco a Irlanda
Redacción ACI Prensa
Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa




La Santa Sede ha hecho público el programa oficial del viaje del Papa Francisco a Irlanda que tendrá lugar el 25 y 26 de agosto para celebrar el Encuentro Mundial de las Familias de Dublín.

El Papa aterrizará en el aeropuerto internacional de Dublín el sábado 25 de agosto a las 10,30, hora local, donde tendrá lugar la acogida oficial, y a las 11,15 le recibirá el Presidente de la República en el palacio Áras an Uachtaráin, residencia oficial del Presidente. Allí, frente a la puerta principal del palacio, se celebrará la ceremonia de bienvenida.

Finalizada la visita de cortesía al Presidente, el Santo Padre se trasladará al Castillo de Dublín, donde, a las 12,10, se encontrará con las autoridades, representantes de la sociedad civil y el cuerpo diplomático. Ante ellos, el Papa pronunciará su primer discurso.

A las 15,30 visitará la Catedral de Sat. Mary’s y a las 16,15, el Centro de Acogida de los Padres Capuchinos para familias sin hogar. Posteriormente, a las 19,45, celebrará la Fiesta de la Familia en el Estadio Croke Park, donde hablará ante las personas congregadas.

El domingo 26 de agosto, el Pontífice se trasladará en avión a Knock, localidad en la que aterrizará a las 9,20 de la mañana. Su primera parada será el Santuario de Knock, a las 9,45, donde rezará el Ángelus.

A las 11,50 regresará a Dublín. A las 15,00 celebrará la Santa Misa en Phoenix Park. Posteriormente, se encontrará con los Obispos irlandeses en el Convento de las Dominicas.

Finalmente, se trasladará a las 18,30 al aeropuerto, donde se le ofrecerá la despedida oficial antes de regresar a Roma.

Programa oficial del viaje del Papa a Irlanda:

Sábado 25 agosto 2018

ROMA-DUBLÍN

08:15

Salida en avión de Roma/Fiumicino para Dublín

10:30

Llegada al aeropuerto internacional di Dublín

RECIBIMIENTO OFICIAL

10:45

Traslado a Áras an Uachtaráin

11:15


Llegada a la residencia presidencial

CEREMONIA DE BIENVENIDA ante la entrada principal de la residencia

11:30

VISITA DE CORTESÍA AL PRESIDENTE en la residencia presidencial

12:00

Traslado al Dublin Castle

12:10

Lllegada al Dublin Castle

ENCUENTRO CON LAS AUTORIDADES, LA SOCIEDAD CIVIL Y EL CUERPO DIPLOMÁTICO en el Dublin Castle: Discurso del Santo Padre


15:30

Llegada a St Mary’s Pro-Cathedral

VISITA A LA CATEDRAL: Saludo del Santo Padre


16:15

Traslado al Centro de acogida de los Padres Capuchinos

16:30

VISITA PRIVADA AL CENTRO DE ACOGIDA PARA FAMILIAS SIN HOGAR

19:30

Llegada al Croke Park Stadium

19:45

FIESTA DE LAS FAMILIAS en el Croke Park Stadium: Discurso del Santo Padre


Domingo 26 agosto 2018

DUBLÍN-KNOCK-DUBLÍN-ROMA

08:40

Salida en avión para Knock

09:20

Llegada al aeropuerto de Knock

Traslado inmediato al Santuario

09:45

Llegada al Santuario di Knock


VISITA A LA CAPILLA del Santuario de Knock

ANGELUS en la explanada del Santuario: Rezo del Ángelis


10:45

Traslado al aeropuerto de Knock

11:10

Llegada al aeropuerto de Knock

11:15

Salida en avión para Dublín

11:50

Llegada al aeropuerto de Dublín

Almuerzo con el séquito papal

14:30

Llegada a Phoenix Park

15:00

SANTA MISA en Phoenix Park: Homilía del Santo Padre


ENCUENTRO CON LOS OBISPOS en el Convento de las Monjas Dominicas: Discurso del Santo Padre


18:30

Llegada al aeropuerto

CEREMONIA DE DESPEDIDA

18:45

Salida en avión para Roma/Ciampino

23:00

Llegada al aeropuerto de Roma/Ciampino

domingo, 10 de junio de 2018

PAPA FRANCISCO ADVIERTE: LA CALUMNIA TE HACE FAMILIA DEL DIABLO


El Papa Francisco advierte: La calumnia te hace familia del diablo
Redacción ACI Prensa
 Foto: Vatican Media




Durante el rezo del Ángelus este domingo 10 de junio en la Plaza de San Pedro del Vaticano, el Papa Francisco señaló que es fundamental acoger la palabra de Jesús y no entregarse a la tentación de la calumnia: “Acoger la palabra de Jesús nos hace hermanos entre nosotros, nos hace familia de Jesús. La calumnia destruye la fama de los demás y nos hace familia del diablo”.

El Pontífice, además, exhortó a estar atentos a las “malas hierbas” de la envidia que puedan surgir en el interior de la persona. “Si examinando nuestra conciencia descubrimos que esta mala hierba ha germinado dentro de nosotros, debemos ir rápidamente a confesarlo en el sacramento de la Penitencia, antes de que se desarrolle y produzca sus efectos malignos”.

“Estad atentos, porque esta actitud destruye las familias, las amistades, la comunidad y, por último, la sociedad”.

El Papa recordó que los ataques de los escribas a Jesús, que lo acusaban de endemoniado, se debían a la envidia: “Puede suceder que una envidia fuerte por la bondad y por las buenas obras de una persona pueda llevar a acusarlo falsamente. Aquí hay un veneno mortal: la maldad con la que, de forma premeditada, se quiere destruir la buena fama de otro. ¡Dios nos libre de esta terrible tentación!”.

En este sentido, explicó que “los escribas eran hombres instruidos en las Sagradas Escrituras y encargados de explicarlas al pueblo. A algunos de ellos los enviaban desde Jerusalén a Galilea, donde la fama de Jesús comenzaba a difundirse, para desacreditar al Señor ante los ojos de la gente”.

“Estos escribas llegaban con una acusación concreta y terrible: ‘Está poseído por Belcebú y por el príncipe de los demonios expulsa los demonios’. De hecho, Jesús curaba a muchos enfermos, y ellos querían hacer creer que lo hacía no con el Espíritu de Dios, sino con el del Maligno. Con la fuerza del diablo”.

Ante estas acusaciones de los escribas “Jesús reacciona con palabras fuertes y claras. No tolera esto porque aquellos escribas, quizás sin saberlo, estaban cayendo en el pecado más grave: negar y blasfemar contra el Amor de Dios que está presente en la obra de Jesús. Es el pecado contra el Espíritu Santo, único pecado imperdonable porque parte de una cerrazón del corazón a la misericordia de Dios que actúa en Jesús”.

Por otro lado, el Evangelio de este domingo presenta también la incomprensión de los familiares de Jesús, que “estaban preocupados porque su nueva vida itinerante les parecía una locura. De hecho, Él se mostraba tan disponible con la gente, sobre todo con los enfermos y los pecadores, que ni siquiera tenía tiempo para comer”.

“Jesús era así: primero, la gente; servir a la gente, curar a la gente, ayudar a la gente, enseñar a la gente y no tenía tiempo ni para comer”.

Entonces, los familiares de Jesús “habían decidido llevarlo a Nazareth. Llegaron al lugar donde Jesús se encontraba predicando y lo llamaron. Entonces le dijeron: ‘Tu madre, tus hermanos y tus hermanas están fuera y te buscan’. Él les responde: ‘¿Quién es mi madre y mis hermanos?’, y mirando a las personas que estaban a su alrededor para escucharlo, añadió: ‘Estos son mi madre y mis hermanos’”.

“Jesús –explicó– Francisco ha formado una nueva familia, no basada en los vínculos naturales, sino en la fe en Él, en su amor que acoge y que nos une entre nosotros en el Espíritu Santo. Todos aquellos que acojan la palabra de Jesús son hijos de Dios y hermanos entre ellos”.

Aquella respuesta de Jesús “no es una falta de respeto hacia su madre y sus familiares. De hecho, para María es el reconocimiento más grande, porque precisamente ella es la perfecta discípula que ha obedecido en todo a la voluntad de Dios. Que la Virgen Madre nos ayude a vivir siempre en comunión con Jesús, reconociendo la obra del Espíritu Santo que actúa en Él y en la Iglesia, regenerando el mundo a una nueva vida”.

viernes, 8 de junio de 2018

CÓMO ES EL AMOR DE DIOS? PAPA FRANCISCO LO EXPLICA


¿Cómo es el amor de Dios? El Papa Francisco lo explica
Redacción ACI Prensa
 Foto: Vatican Media



Durante la Misa celebrada en la Casa Santa Marta este viernes 8 de junio, Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús, el Papa Francisco destacó en su homilía que “se podría decir que hoy es la fiesta del amor de Dios”, un amor que es como “un mar sin fondo”.

El Santo Padre destacó que antes de que ningún hombre pudiera haber amado a Dios, “fue Él quien nos amó en primer lugar. Él es el primero en amar”. “Dios es así: siempre es el primero en actuar. Es el primero en esperarnos, el primero en amarnos, el primero en ayudarnos”.


Este amor de Dios encierra un gran misterio: “Es un amor que no se puede comprender. Un amor que supera toda conciencia. Lo supera todo. Así de grande es el amor de Dios. Un poeta decía que era como ‘el mar sin orillas, sin fondo…’, un mar sin límites. Esto es el amor que debemos entender, el amor que recibimos”.

En la homilía, el Pontífice puso de relieve la forma en que Dios se fue revelando a la humanidad a lo largo de la historia, avanzando paso a paso para dar a entender la grandeza de su amor: “Ha sido un gran pedagogo”, dijo el Papa, que también destacó que ese amor lo reveló en las pequeñas cosas.

“¿De qué forma manifiesta Dios su amor? ¿Con las cosas grandes? No: mediante las pequeñeces, con gestos de ternura, de bondad. Se hace pequeño. Se acerca. Con esa cercanía, con ese empequeñecerse, Él nos hace entender la grandeza del amor. El grande se hace entender por medio del pequeño”.

Ese amor mostrado en lo pequeño se materializa en Jesucristo. “Cuando Jesús quiere enseñarnos cómo debe ser el comportamiento cristiano, nos dice pocas cosas. Nos hace ver aquel famoso protocolo según el cual todos seremos juzgados. ¿Y qué dice? No dice: ‘Creo que Dios es así. He entendido el amor de Dios’. No, no…, el amor de Dios se muestra en lo pequeño. He dado de comer al hambriento, he dado de beber al sediento, he visitado al enfermo, al encarcelado”.

“Las obras de misericordia son el camino de amor que nos enseña Jesús en continuidad con el amor de Dios”. Las obras de misericordia “son la continuidad del amor de Dios que se empequeñece, llega a nosotros y nosotros lo llevamos adelante”, finalizó el Santo Padre.

lunes, 4 de junio de 2018

15 OCASIONES EN QUE EL PAPA FRANCISCO ASEGURÓ QUE EL DIABLO SÍ EXISTE


15 ocasiones en que el Papa Francisco aseguró que el diablo sí existe
Redacción ACI Prensa
 Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa




En muchas ocasiones a lo largo de su pontificado, el Papa Francisco ha alertado a los fieles católicos de todo el mundo ante las asechanzas del demonio o diablo.

Aquí te presentamos quince de esas ocasiones en las que el Santo Padre ha hablado fuerte y claro sobre el demonio, su existencia, su acción y lo que puede hacer un católico para combatirlo:

1.- El diablo no es un mito y debemos combatirlo

El 30 de octubre de 2014, en la homilía de la Misa que presidió en la capilla de la Casa Santa Marta, donde reside, el Santo Padre dijo que “a esta generación y a muchas otras se les ha hecho creer que el diablo era un mito, una figura, una idea, la idea del mal ¡pero el diablo existe y nosotros debemos combatir contra él! ¡Lo dice San Pablo, no lo digo yo! ¡Lo dice la Palabra de Dios!”.

“El diablo es mentiroso, es el padre de los mentirosos, el padre de la mentira”, dijo.

2.- La táctica del demonio para tentar al hombre

El 11 de abril de 2014, el Santo Padre explicó que así como el demonio “tentó a Jesús tantas veces, y Jesús sintió en su vida las tentaciones”, así también los hombres son tentados.

“También nosotros somos objeto del ataque del demonio, porque el espíritu del mal no quiere nuestra santidad, no quiere el testimonio cristiano, no quiere que seamos discípulos de Jesús”, dijo.

“¿Cómo hace el demonio para alejarnos del camino de Jesús? La tentación comienza levemente, pero crece: siempre crece. Segundo, crece y contagia a otro, se transmite a otro, trata de ser comunitaria. Y, al final, para tranquilizar el alma, se justifica. Crece, contagia y se justifica”, advirtió.

3.- Existe el demonio y hay una guerra contra la verdad y la vida

El 31 de diciembre de 2015, en una audiencia con miles de niños en el Aula Pablo VI en el Vaticano, el Santo Padre dijo que “en el mundo existe la lucha entre el bien y el mal, dicen los filósofos. Es la lucha entre el demonio y Dios. Esto existe todavía. Cuando a cada uno de nosotros le vienen las ganas de hacer una maldad. Esa pequeña maldad es una inspiración del diablo. Que a través de la debilidad que ha dejado en nosotros el pecado original te lleva a esto. Se hace el mal en las pequeñas cosas como en las cosas grandes”.

“Es una guerra contra la verdad de Dios, la verdad de la vida, contra la alegría. Esta lucha entre el diablo y Dios dice la Biblia que continuará hasta el fin”, explicó.

4.- El diablo tiene 2 armas para destruir a la Iglesia desde dentro

El 9 de septiembre de 2016, en un discurso ante más de 100 obispos en el Vaticano, Francisco señaló que “las divisiones son el arma que el diablo tiene más a la mano para destruir la Iglesia desde dentro. Tiene dos armas, pero la principal es la división: la otra es el dinero. El diablo entra por las rendijas y destruye con la lengua, con los chismes que dividen y el hábito de chismorrear, que es una costumbre de ‘terrorismo’”.

“El chismoso es un ‘terrorista’, que lanza la bomba –el chisme– para destruir. Por favor, luchen contra las divisiones, porque es una de las armas que tiene el diablo para destruir a la Iglesia local y la Iglesia universal”.

5.- ¡Cuidado con el diablo porque causa división y juega sucio!

El 12 de septiembre de 2016, el Santo Padre dijo en la Misa en Santa Marta que en la Iglesia “el diablo siembra celos, ambiciones, ideas, ¡pero para dividir! O siembra codicia”.

Cuando eso pasa ocurre como cuando hay guerra: “todo queda destruido”. “Y el demonio se va contento. Y nosotros, ingenuos, entramos en su juego”.

6.- ¡La guerra viene del demonio porque quiere el mal!

El 20 de septiembre de 2016, en la homilía de la Misa en la Casa Santa Marta, el Papa explicó que la guerra es uno de los signos del demonio.

“No existe un Dios de la guerra”, afirmó; y precisó que es una obra del “maligno” que “quiere matar a todos”. Por eso, Francisco pidió orar con la convicción de que “Dios es un Dios de paz”.

Hoy se invita “a todos los hombres de buena voluntad, de cualquier religión, a orar por la paz” porque “¡el mundo está en guerra y sufre!”, dijo.

7.- La corrupción es hacerse seguidor del diablo

El 17 de noviembre de 2016, en un discurso a la Asociación de Empresarios Católicos, Francisco señaló que la corrupción es “hacerse seguidor del diablo”.

“La corrupción está generada por la adoración del dinero y vuelve al corrupto prisionero de esa misma adoración. La corrupción es un fraude a la democracia, y abre las puertas a otros males terribles como la droga, la prostitución y la trata de personas, la esclavitud, el comercio de órganos, el tráfico de armas, etc. La corrupción es hacerse seguidor del diablo, padre de la mentira”, afirmó el Santo Padre.

8.- Con el diablo no se dialoga

El 25 de noviembre de 2016, también en Santa Marta, el Pontífice dijo que el diablo “es un mentiroso. Aún más: es el padre de la mentira, que genera mentiras. Es un estafador. Te hace creer que si comes de esta manzana serás como un Dios. Te la vende de ese modo y tú la compras, y al final te estafa, te engaña y te arruina la vida”.

El Pontífice se preguntó cómo podemos hacer para no dejarnos engañar por el diablo. “Jesús nos enseña cómo: no dialogar nunca con el diablo. Con el diablo no se dialoga. ¿Qué hizo Jesús con el diablo? Lo alejaba”.

9.- Dios permite que el demonio tiente a los sacerdotes para que crezcan en la fe

El 2 de marzo de 2017, en un encuentro con el clero de la diócesis de Roma en la Basílica papal de San Juan de Letrán, el Pontífice puso como ejemplo a seguir para los sacerdotes la fe de Simón Pedro, constantemente sometida a prueba por el demonio. Esta clase de pruebas “Dios no las manda directamente, pero tampoco las impide”, dijo.

“Toda la vida de Simón Pedro puede verse como un progreso en la fe gracias al acompañamiento del Señor, que le enseña a discernir en el propio corazón aquello que procede del Padre y lo que procede del demonio”.

“Quizás, la tentación más grande del demonio fue esta: insinuar en Simón Pedro la idea de no ser digno de ser amigo de Jesús porque lo había traicionado”, indica el Pontífice. “Pero el Señor es fiel. Siempre. Y renueva siempre su fidelidad”.

10.- El diablo siempre entra por el bolsillo

El 1 de abril de 2017, en la audiencia que sostuvo con la Comunidad del Pontificio Colegio Español San José de Roma, el Papa dijo a los sacerdotes que “el diablo siempre entra por el bolsillo”.

Los sacerdotes, dijo Francisco, “no se pueden contentar con tener una vida ordenada y cómoda, que les permita vivir sin preocupaciones, sin sentir la exigencia de cultivar un espíritu de pobreza radicado en el Corazón de Cristo que, siendo rico, se ha hecho pobre por nuestro amor o, como dice el texto, para enriquecernos a nosotros”.

11.- ¿Qué hacer si el demonio te seduce? El Papa da algunas recomendaciones

El 13 de octubre de 2017, en la Misa en la capilla de la Casa Santa Marta, el Papa alentó a los fieles a estar "vigilantes" frente a las tentaciones y el actuar del demonio, que "lentamente" busca cambiar los criterios en nuestra vida "para llevarnos a la mundanidad".

"Se mimetiza en nuestro modo de actuar, y nosotros difícilmente nos damos cuenta”, dijo.

12.- El Papa Francisco hace una nueva advertencia sobre Satanás

El Papa Francisco advirtió el 13 de diciembre de 2017 que el diablo “no es una cosa difusa”, sino “una persona” con quien no se debe dialogar.

"Con Satanás no se puede dialogar. Porque si comienzas a dialogar con Satanás, estás perdido. Es más inteligente que nosotros. Te rodea, te rodea, te hace dar vueltas la cabeza y estás perdido", señaló.

13.- Papa Francisco: Allí donde está la Virgen no entra el diablo

En la Basílica de Santa María La Mayor en Roma, Italia, el Papa Francisco dijo el 29 de enero de 2018 que “allí donde la Virgen habita, el diablo no entra en esa casa”.

“La Madre custodia la fe, protege las relaciones, salva en la intemperie y preserva del mal", aseguró.

14.- El Papa avisa: El diablo está derrotado, no os dejéis engañar por él

El 8 de mayo de 2018, el Papa Francisco dijo que el diablo “es peligrosísimo. Se presenta con todo su poder, y sus promesas son todas mentira, y nosotros, como tontos, las creemos".

Sin embargo, destacó, el diablo "está derrotado” y “podríamos decir que está moribundo”.

15.- Papa Francisco: El diablo busca destruir la armonía entre el hombre y la mujer

A primera hora del 1 de junio de 2018, en la capilla de la Casa Santa Marta, el Santo Padre advirtió que el demonio continúa persiguiendo y atacando porque quiere destruir la armonía entre el hombre y la mujer, y denunció una vez más las “colonizaciones ideológicas” y otras formas de destrucción.

domingo, 3 de junio de 2018

PAPA FRANCISCO SOBRE EL CORPUS DOMINI, MISTERIO DE ATRACCIÓN Y TRANSFORMACIÓN EN CRISTO


Papa Francisco sobre el Corpus Domini: Misterio de atracción y transformación en Cristo
Redacción ACI Prensa
 Foto: ACI Prensa



El Papa Francisco comenzó a hablar antes de rezar el Ángelus explicando que en muchos países “se celebra la solemnidad del Santísimo Cuerpo y la Sangre de Cristo, es decir, el Corpus Domini” y que se trata de “un misterio de atracción a Cristo”.

“La fiesta del Corpus Domini es un misterio de atracción a Cristo y de transformación en Él”, indicó.

Francisco recordó el Evangelio de la última cena y señaló que “desde ese testamento de amor, la comunidad cristiana se reúne cada domingo y cada día, entorno a la Eucaristía”.

Añadió que “cada vez que celebramos la Eucaristía, mediante este sacramento así sobrio y junto solemne, nosotros hacemos experiencia de la Nueva Alianza, que realiza en plenitud la comunión entre Dios y nosotros”.

Toda Eucaristía “mientras constituye un acto de culto público a Dios, se refiere a la vida y eventos concretos de nuestra existencia”.

“Mientras nos nutrimos del Cuerpo y Sangre de Cristo, somos asimilados a Él, recibimos en nosotros su amor, no para tenerlo para nosotros celosamente, sino para compartirlo con los demás”.

El Pontífice explicó entonces que “es una presencia que como fuego quema en nosotros las actitudes egoístas, nos purifica de la tendencia de dar solo cuando hemos recibido, y enciende el deseo de hacer también en nosotros, en unión con Jesús, pan partido y sangre derramada por los hermanos”.

“Es escuela de amor concreto, paciente y sacrificado, como Jesús en la cruz”, que “nos enseña a ser más acogedores y disponibles hacia cuantos están en búsqueda de comprensión, de ayuda, de que les animen, y son marginados y están solos”.

“La presencia de Jesús vivo en la Eucaristía es como una puerta, una puerta abierta entre el templo y el camino, entre la fe y la historia, entre la ciudad de Dios y la ciudad del hombre”.

Sobre las procesiones que se realizan en muchos países, afirmó que “constituyen un signo elocuente del hecho de que Jesús, muerto y resucitado, continúa recorriendo los caminos del mundo, se une a nosotros y guía nuestro camino: alimenta la fe, la esperanza y el amor; reconforta en las pruebas, sostiene el compromiso por la justicia y la paz”.

El Papa recordó que él mismo presidiría una procesión en la localidad de Ostia, a las afueras de Roma, “como hizo el beato Pablo VI hace 50 años”.

PAPA FRANCISCO: LA EUCARISTÍA CORAZÓN DE LA IGLESIA QUE SACIA MÁS QUE NADA


La Eucaristía corazón de la Iglesia que sacia más que nada, dice el Papa en Corpus Christi
Redacción ACI Prensa
Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa.




La localidad de Ostia, a las afueras de Roma y situada junto al mar, fue el lugar donde el Papa Francisco celebró este año la Solemnidad del Corpus Christi, y habló de la eucaristía como el corazón de la Iglesia, que es el único que sacia verdaderamente.

Francisco dijo que “la Eucaristía es el corazón palpitante de la Iglesia, la genera y regenera, la reúne y le da fuerzas”.

En la Misa que presidió en la parroquia de Santa Mónica, antes de la procesión por las calles, el Papa habló del Evangelio de la Última Cena y expresó que “Jesús prepara para nosotros y nos pide también nos preparemos”.

“Prepara un lugar y una comida. Un lugar, mucho más digno que la ‘gran sala arreglada’ del Evangelio. Es nuestra casa espaciosa aquí abajo, la Iglesia, donde hay y debe haber puesto para todos”.

Pero “nos ha reservado también un lugar arriba, en el paraíso, para estar junto a Él y entre nosotros para siempre”. Unos dones “que nos sirven para vivir”, añadió.

“Pero la Eucaristía nos prepara también un puesto arriba, en la eternidad, porque es el Pan del cielo. Viene de allí, es la única materia en esta tierra que sabe realmente a eternidad”.

“Es el pan del futuro, que ya nos hace pregustar un futuro infinitamente más grande que cualquier otra expectativa mejor. Es el pan que sacia nuestros deseos más grandes y alimenta nuestros sueños más hermosos. Es, en una palabra, la prenda de la vida eterna: no solo una promesa, sino una prenda, es decir, un anticipo concreto de lo que nos será dado”, explicó.

Francisco dijo que “en la vida necesitamos alimentarnos continuamente, y no solo de comida, sino también de proyectos y afectos, deseos y esperanzas”. “Tenemos hambre de ser amados. Pero los elogios más agradables, los regalos más bonitos y las tecnologías más avanzadas no bastan, jamás nos sacian del todo. La Eucaristía es un alimento sencillo, como el pan, pero es el único que sacia, porque no hay amor más grande”.

En la homilía que pronunció, también denunció que existen personas que “carecen de un lugar digno para vivir y del alimento para comer”. “Todos conocemos a personas solas, que sufren y que están necesitadas: son sagrarios abandonados. Nosotros, que recibimos de Jesús comida y alojamiento, estamos aquí para preparar un lugar y un alimento a estos hermanos más débiles”.

“La Eucaristía en la vida se traduce pasando del yo al tú”, destacó, para pedir a continuación que sean derribados “los muros de la indiferencia y del silencio cómplice, arrancadas las rejas de los abusos y las intimidaciones, abiertas las vías de la justicia, del decoro y la legalidad”.

viernes, 1 de junio de 2018

PAPA FRANCISCO: EL DIABLO BUSCA DESTRUIR LA ARMONÍA ENTRE EL HOMBRE Y LA MUJER


Papa Francisco: El diablo busca destruir la armonía entre el hombre y la mujer
Redacción ACI Prensa
 Foto: Vatican Media



En la homilía que ofreció a primera hora de la mañana en la Casa Santa Marta, el Papa Francisco señaló que el demonio continúa persiguiendo y atacando porque quiere destruir la armonía entre el hombre y la mujer, y denunció una vez más las “colonizaciones ideológicas” y otras formas de destrucción.

Francisco recordó que “detrás de toda persecución, tanto a los cristianos o a los humanos, está el diablo, es el diablo que busca destruir la confesión de Cristo en los cristianos y la imagen de Dios en el hombre y en la mujer”.

“Desde el principio ha buscado hacer esto –podemos leerlo en el Libro del Génesis–, destruir la armonía entre el hombre y la mujer que el Señor ha creado, esa armonía, que deriva del ser imagen y la semejanza de Dios”.

“Y lo ha conseguido”, manifestó. “Ha conseguido hacerlo con el engaño, la seducción, con las armas que él utiliza”, dijo. “Siempre hace así, pero hoy existe una fuerza, yo diría una furia contra el hombre y la mujer, porque si no, no se explicaría esta oleada en aumento de las destrucciones del hombre y la mujer, de lo humano”.


Así, aseguró que el mundo asiste a una “gran persecución” causada por las “colonizaciones culturales” pero también “la guerra” el “hambre” y la “esclavitud”.

Al comentar la primera lectura del día en la que se habla de la persecución a los cristianos, el Pontífice sostuvo que la persecución “es un poco el aire en el que vive el cristiano también hoy, porque también hoy hay tantos, tantos mártires, tantos perseguidos por amor a Cristo”.

“En muchos países los cristianos no tienen derechos. Si tu llevas una cruz, vas a la cárcel y hay gente en la cárcel por eso; hay gente condenada a morir por ser cristiano, hoy. Hay mucha gente asesinada, y cada vez más, más que los mártires de los primeros tiempos. ¡Muchos más! Pero esto no es noticia. Y por eso los noticieros, los periódicos no publican estas cosas, pero los cristianos son perseguidos”.

El Obispo de Roma también piensa en el “hambre” como una “injusticia” que “destruye al hombre y a la mujer porque no tienen qué comer”. También la “esclavitud” que actúa “a escondidas” y que llega a “torturas” y formas de “destrucción”.

Sobre las “colonizaciones culturales” dijo que “cuando los imperios hacen aceptar disposiciones de su cultura contra la independencia, contra la cultura de la gente, imponen cosas que no son humanas para destruir”, y llevan a la “muerte”.


A este punto subrayó que el demonio quiere “la destrucción de la dignidad” y por eso “persigue”.

“Podemos pensar en las guerras como un instrumento de destrucción de la gente, de la imagen de Dios. Pero, también, en las personas que hacen las guerras, que planifican las guerras para tener poder sobre los otros”.

“Hay gente que lleva adelante muchas industrias de armas para destruir a la humanidad, para destruir la imagen del hombre y de la mujer, sea físicamente, sea moral o culturalmente”, denunció.

“Los imperios continúan hoy día las persecuciones. No debemos permitirnos ser ingenuos. Hoy el mundo, no solo los cristianos perseguidos", sino "los humanos, el hombre y la mujer, porque el padre de toda persecución no tolera que estemos hechos a imagen y semejanza de Dios, y ataca y destruye esta imagen. No es fácil entender eso, se requiere mucha oración para entenderlo”.

jueves, 31 de mayo de 2018

PAPA FRANCISCO ENVÍA CARTA A TODOS LOS CATÓLICOS DE CHILE ANTE ABUSOS


El Papa envía carta a todos los católicos de Chile ante abusos
Redacción ACI Prensa
Foto Daniel Ibáñez / ACI Prensa




El Papa Francisco envió una carta "al pueblo de Dios que peregrina en Chile" ante los casos de abusos ocurridos en ese país, en la que pide una “renovación y conversión eclesial que sea sana y a largo plazo”.

La carta fue presentada en conferencia de prensa por los obispos de Chile este jueves 31 de mayo en Santiago, luego que la Oficina de Prensa del Vaticano informara del regreso al país sudamericano de los enviados papales Mons. Charles Scicluna y Mons. Jordi Bertomeu, que irán esta vez en misión a la diócesis de Osorno.

El Obispo de Osorno,  Mons. Juan Barros, ha sido acusado por algunos de haber encubierto los abusos del sacerdote Fernando Karadima, condenado por el Vaticano en el año 2011.

En los próximos días el Santo Padre recibirá a un segundo grupo de víctimas chilenas de abusos, esta vez cinco sacerdotes. A finales de abril recibió a tres laicos en la Casa Santa Marta, residencia del Pontífice.

Del 15 al 17 de mayo pasado, 34 obispos chilenos se reunieron en Roma con el Santo Padre para tratar los casos de abusos y pusieron sus cargos a su disposición.

En la carta presentada este jueves 31, el Papa Francisco recordó que en abril invitó a todo “el Santo Pueblo fiel de Dios a ponerse en estado de oración para que el Espíritu Santo nos diera la fuerza de no caer en la tentación de enroscarnos en vacíos juegos de palabras, en diagnósticos sofisticados o en vanos gestos que no nos permitiesen la valentía necesaria para mirar de frente el dolor causado, el rostro de sus víctimas, la magnitud de los acontecimientos”.

El Pontífice explicó luego que, cada vez que se intenta “suplantar, acallar, ningunear, ignorar o reducir a pequeñas élites al Pueblo de Dios en su totalidad y diferencias”, se construyen “comunidades, planes pastorales, acentuaciones teologicas, espiritualidades, estructuras sin raíces, sin historia, sin rostros, sin memoria, sin cuerpo, en definitiva, sin vidas”. “Desenraizarnos de la vida del pueblo de Dios nos precipita a la desolación y perversión de la naturaleza eclesial; la lucha contra una cultura del abuso exige renovar esta certeza”, prosigue.


Francisco recordó también la visita que hizo en enero a Chile, en concreto, el encuentro que sostuvo con los jóvenes en el Santuario de Maipú, donde recordó a todos que “en el Pueblo de Dios no existen cristianos de primera, segunda o tercera categoría”, porque “su participación activa no es cuestión de concesiones de buena voluntad, sino que es constitutiva de la naturaleza eclesial”.

El Papa refiere asimismo en su carta que “la renovación en la jerarquía eclesial por sí misma no genera la transformación a la que el Espíritu Santo” impulsa.

“Se nos exige promover conjuntamente una transformación eclesial que nos involucre a todos. Una Iglesia profética y, por tanto, esperanzadora reclama de todos una mística de ojos abiertos, cuestionadora y no adormecida. No se dejen robar la unción del Espíritu”, continuó.

El Pontífice resaltó, luego, la urgencia de generar “espacios donde la cultura del abuso y del encubrimiento no sea el esquema dominante; donde no se confunda una actitud crítica y cuestionadora con traición”.

Tras exhortar a la construcción de una cultura del “cuidado y protección”, el Santo Padre recuerdó que “la cultura del abuso y del encubrimiento es incompatible con la lógica del Evangelio ya que la salvación ofrecida por Cristo es siempre una oferta, un don que reclama y exige la libertad. Lavando los pies a los discípulos es como Cristo nos muestra el rostro de Dios. Nunca es por coacción ni obligación sino por servicio”.

“Digámoslo claro, todos los medios que atenten contra la libertad e integridad de las personas son anti-evangélicos; por tanto es preciso también generar procesos de fe donde se aprenda a saber cuándo es necesario dudar y cuando no”, añadió.

La esperanza
El Santo Padre dedica uno de los puntos de su carta a recordar a todos aquellos que “dan la vida por amor” de manera constante y sin buscar recompensa alguna.

“Seríamos injustos si al lado de nuestro dolor y nuestra vergüenza por esas estructuras de abuso y encubrimiento que tanto se han perpetuado y tanto mal han hecho, no reconociéramos a muchos fieles laicos, consagrados, consagradas, sacerdotes, obispos que dan la vida por amor en las zonas más recónditas de la querida tierra chilena”.

Todos ellos, escribe el Papa, “son cristianos que saben llorar con lo demás, que buscan la justicia con hambre y sed, que miran y actúan con misericordia; cristianos que intentan cada día iluminar su vida a la luz del protocolo con el que seremos juzgados”, las obras de misericordia.

El Pontífice agradeció a todos y cada uno de estos católicos fieles al Señor “su valiente y constante ejemplo que en momentos de turbulencia, vergüenza y dolor siguen jugándose con alegría por el Evangelio. Ese testimonio me hace mucho bien y me sostiene en mi propio deseo de superar el egoísmo para entregarme más”.


Su testimonio, prosigue el Papa, “lejos de restarle importancia y seriedad al mal causado y buscar las raíces de los problemas, nos compromete también a reconocer la fuerza actuante y operante del Espíritu en tantas vidas. Sin esta mirada, quedaríamos a mitad de camino y podríamos ingresar en una lógica que lejos de buscar potenciar lo bueno y remediar lo equivocado, parcializaría la realidad cayendo en grave injusticia”.

El Pontífice afirma que con los católicos de Chile “se podrán dar los pasos necesarios para una renovación y conversión eclesial que sea sana y a largo plazo. Con Ustedes se podrá generar la transformación necesaria que tanto se necesita. Sin ustedes no se puede hacer nada”.

Para concluir, Francisco alentó a todos los católicos de Chile a “no tener miedo de involucrarse y caminar impulsado por el Espíritu en la búsqueda de una Iglesia cada día más sinodal, profética y esperanzadora; menos abusiva porque sabe poner a Jesús en el centro, en el hambriento, en el preso, en el migrante, en el abusado. Les pido que no dejen de rezar por mí. Lo hago por ustedes y pido a Jesús los bendiga y a la Virgen Santa los cuide”.

En un pie de página de la carta, el Santo Padre recuerda la necesidad de emprender una nueva etapa de evangelización, Dentro de este proceso, indicó, está la “renovación adecuada del sistema de los estudios eclesiásticos (que) está llamada a jugar un papel estratégico”.

“De hecho, estos estudios no deben solo ofrecer lugares e itinerarios para la formación cualificada de los presbíteros, de las personas consagradas y de laicos comprometidos, sino que constituyen una especie de laboratorio cultural providencial”, dijo.

En él, explicó el Santo Padre, “la Iglesia se ejercita en la interpretación de la performance de la realidad que brota del acontecimiento de Jesucristo y que se alimenta de los dones de sabiduría y de ciencia, con los que el Espíritu Santo enriquece en diversas formas a todo el Pueblo de Dios: desde el sensus fidei fidelium hasta el magisterio de los Pastores, desde el carisma de los profetas hasta el de los doctores y teólogos”.

Puede leer la carta completa AQUÍ.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...